En entrar i navegar per aquest portal web dóna el seu consentiment a l'ús de les cookies. Per favor, revisi la nostra política de cookies. Està per protegir-li.

Política de protección de datos

Política de protección de datos

Esta es la política de protección de datos del Consell Comarcal del Baix Empordà. Hace referencia a los datos de personas físicas con las que se relaciona en el ejercicio de sus competencias y funciones. Atendidas las funciones del Consell Comarcal del Baix Empordà algunos tratamientos son el resultado de la prestación de servicios a otras administraciones públicas que le han delegado funciones. El tratamiento se efectúa cumpliendo el Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016) y la normativa estatal sobre esta materia.

El responsable del tratamiento de los datos personales es el Consell Comarcal del Baix Empordà (de ahora en adelante, Consell Comarcal), con CIF P6700009A, domicilio a la calle Naranjos, 12 de la Bisbal del Ampurdán (CP17100), dirección electrónica: consell@baixemporda.cat y https://baixemporda.cat/.

En el tratamiento de los datos asumimos plenamente los principios del Reglamento General de Protección de Datos.

a) Los tratamos de manera lícita (únicamente cuando tenemos una base legal que nos lo permite y con transparencia ante el interesado).

b) Los destinamos a las finalidades determinadas, explícitas y legítimas que explicamos en el momento de obtenerlas. Posteriormente no los tratamos de manera incompatible con estas finalidades.

c) Tratamos únicamente los datos adecuados, pertinentes y limitados a lo que es necesario en cada caso y por cada finalidad.

d) Nos esforzamos porque los datos estén actualizados.

e) Los conservamos durante el tiempo necesario, cumpliendo la normativa que regula la conservación de la información pública.

f) Aplicamos las medidas técnicas u organizativas adecuadas para evitar el tratamiento no autorizado o ilícito, o su pérdida, destrucción o daño accidental.

El Delegado de Protección de Datos (DPD) es la persona que supervisa el cumplimiento de la política de protección de datos del Consell Comarcal, velando porque se traten adecuadamente los datos personales y se protejan los derechos de las personas. Entre sus funciones figura la de atender cualquier duda, sugerencia, queja o reclamación de las personas de quienes se tratan datos. Se puede contactar con el delegado de Protección de Datos dirigiéndose por escrito a la calle Naranjos, 12 de la Bisbal de Ampurdá, tel. 972642310 o a la dirección electrónica dpd@baixemporda.cat.

El Consejo Comarcal trata los datos para ejercer sus competencias y funciones. Los servicios del Consell Comarcal se describen en su web y a su sede electrónica.

Procedimientos administrativos y trámites.

En base a las solicitudes de las personas interesadas, utilizamos sus datos para seguir la tramitación propia de cada trámite. El catálogo de trámites y el procedimiento que se sigue se puede consultar en la sede electrónica. Según el procedimiento los datos se pueden comunicar a otras administraciones competentes en la materia. En algunos casos tienen que ser objeto de publicación en cumplimiento del principio de transparencia.

Servicios.

Para la prestación de los servicios tratamos los datos aportados por las personas usuarias o bien las que hemos obtenido de otras administraciones. Ofrecer estos servicios comporta a menudo hacer un seguimiento y obtener nuevos datos de las personas que son usuarias. El catálogo de servicios se puede consultar en la página web. Como criterio general los datos no se comunican a otras personas sin el consentimiento explícito del usuario del servicio.

Actividades.

En la organización de actividades culturales, de ocio, formativas o deportivas recibimos datos de las personas que se inscriben, a fin y efecto de organizar la actividad. Como criterio general los datos no se comunican a otras personas sin el consentimiento explícito de la persona que participa en la actividad.

Contacto.

Atendemos las consultas de las personas que utilizan los formularios de contacto de nuestra página web. Los datos se utilizan únicamente por esta finalidad y no se comunican a otras personas.

Selección de personal.

Recibimos currículums vitae y convocamos procesos de selección de personal. Los datos aportados por las personas interesadas permiten evaluar los méritos y analizar la adecuación del perfil de los candidatos en función de los lugares vacantes o de nueva creación. No se comunican a otras personas.

Envío de información.

Con la autorización explícita de cada persona utilizamos los datos de contacto que nos ha proporcionado para informar de nuestras iniciativas, servicios o actividades. Lo hacemos por diferentes canales en función de cómo lo ha autorizado cada persona. No se comunican a otras personas sin su consentimiento.

Gestión de los datos de nuestros proveedores.

Registramos y tratamos los datos de los proveedores de quienes obtenemos servicios o bienes. Pueden ser los datos de personas que actúan como autónomos y también datos de representantes de personas jurídicas. Obtenemos los datos imprescindibles para mantener la relación comercial y los destinamos únicamente a esta finalidad. En cumplimiento de obligaciones legales (normativa fiscal) comunicamos datos a la administración tributaria.

Videovigilancia.

En el acceso a nuestras instalaciones se informa, cuando sea el caso, de la existencia de cámaras de videovigilancia mediante los letrero homologados. Las cámaras graban imágenes sólo de los puntos en los que es justificado para garantizar la seguridad de los bienes y de las personas. Las imágenes se utilizan únicamente por esta finalidad. En casos justificados comunicamos los datos a los cuerpos y fuerzas de seguridad o a los órganos judiciales competentes.

El tratamiento de datos que llevamos a cabo tienen diferentes fundamentos legales, según la naturaleza de cada tratamiento.

Cumplimiento de obligaciones legales.

El tratamiento de los datos en el contexto de procedimientos administrativos se efectúa siguiendo las normas reguladoras de cada uno de los procedimientos. Se lleva a cabo en cumplimiento de obligaciones legales.

Cumplir misión en interés público.

El tratamiento resultante de la prestación de nuestros servicios tiene su justificación al satisfacer el interés público. También las imágenes que obtenemos con las cámaras de videovigilancia se tratan para preservar el  interés público.

Cumplimiento de una relación contractual o precontractual.

Tratamos los datos de nuestros proveedores siguiendo la normativa de contratación propia del sector público, en el grado y con el alcance necesario para el desarrollo de la relación contractual. En otro sentido, pero también en el marco de relaciones contractuales o precontractual, tratamos datos de personas que participan en procesos selectivos o que se incorporan a nuestra institución.

En base al consentimiento.

Cuando hagamos envíos de información de nuestras iniciativas, servicios o actividades tratamos los datos de contacto de los receptores con su autorización o consentimiento explícito.

El tiempo de conservación de los datos viene determinado por diferentes factores, principalmente el hecho que los datos sigan siendo necesarias para atender las finalidades para las cuales hayan sido recogidas en cada caso. En segundo lugar se conservan para hacer frente a posibles responsabilidades por el tratamiento de los datos por parte del Consell Comarcal, y para atender cualquier requerimiento de otras administraciones públicas o órganos judiciales.

En consecuencia los datos se tienen que conservar durante el tiempo necesario para preservar su valor legal o informativo o para acreditar el cumplimiento de las obligaciones legales, pero no por un periodo superior al necesario de acuerdo con las finalidades del tratamiento.

En determinados casos, como el de los datos que figuran en la documentación contable y la facturación, la normativa fiscal obliga a conservarlas hasta que no prescriban las responsabilidades en esta materia.

En el caso de los datos que se tratan exclusivamente en base al consentimiento de la persona interesada, se conservan hasta que esta persona revoca este consentimiento.

Finalmente, en el caso de las imágenes obtenidas por las cámaras de videovigilancia, se conservan como máximo durante un mes, si bien en el caso de incidentes que lo justifiquen se conservan el tiempo necesario para facilitar las actuaciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad o de los órganos judiciales.

La normativa reguladora de la conservación de la documentación pública, y los dictámenes de la Comisión Nacional de Acceso, Evaluación y Tratamiento Documental son un referente que determinan los criterios que seguimos en la conservación o eliminación de los datos.

Tal como prevé el Reglamento General de Protección de Datos, las personas de que tratamos datos tienen los derechos siguientes:

A saber si se tratan. Cualquier persona tiene, en primer lugar, derecho a saber si tratamos sus datos, con independencia de si ha existido una relación previa.

A ser informado en la recogida. Cuando los datos personales se obtienen del mismo interesado, en el momento de proporcionarlos tiene que tener información clara de las finalidades a las que se destinarán, de quién será el responsable del tratamiento y de los principales aspectos derivados de  este tratamiento.

A acceder. Derecho muy amplio que incluye el de saber con precisión qué datos personales son objeto de tratamiento, cuál es la finalidad por la que se tratan, las comunicaciones a otras personas que se harán (si es el caso) o el derecho a obtener copia o a saber el plazo previsto de conservación.

A pedir la rectificación. Es el derecho a hacer rectificar los datos inexactos que sean objete de tratamiento por nuestra parte.

A pedir la supresión. En determinadas circunstancias existe el derecho a pedir la supresión de los datos cuando, entre otros motivos, ya no sean necesarios para los fines para los cuales fueron recogidos y justificaron el tratamiento.

A pedir la limitación del tratamiento. También en determinadas circunstancias se reconoce el derecho a pedir la limitación del tratamiento de los datos. En este caso dejarán de ser tratados y sólo se conservarán para el ejercicio o la defensa de reclamaciones, de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos.

A la portabilidad. En los casos previstos a la normativa se reconoce el derecho a obtener los datos personales propios en un formato estructurado de uso común legible por máquina, y a transmitirlos a otro responsable del tratamiento si así lo decide la persona interesada.

A oponerse al tratamiento. Una persona puede aducir motivos relacionados con su situación particular, motivos que comportarán que dejen de tratarse sus datos en el grado o medida que le pueda comportar un perjuicio, excepto por motivos legítimos o el ejercicio o defiende ante reclamaciones.

A no recibir información. Atendemos inmediatamente las peticiones de no seguir recibiendo información de nuestras actividades y servicios, cuando estos envíos se fundamentaban únicamente en el consentimiento de la persona que no es receptora.

Los derechos que acabamos de enumerar se pueden ejercer dirigiendo una solicitud en el Consell Comarcal a la dirección postal o a los otros datos de contacto indicadas en el encabezamiento.

Si no se ha obtenido respuesta satisfactoria en el ejercicio de los derechos es posible presentar una reclamación ante la Autoridad Catalana de Protección de Datos, por medio de los formularios u otros canales accesibles desde su web (www.apd.cat).

En todos los casos, ya sea para presentar reclamaciones, pedir aclaraciones o hacer llegar sugerencias, es posible dirigirse al Delegado de Protección de Datos mediante mensaje de correo electrónico a la dirección dpd@baixemporda.cat

Aquí es posible consultar el documento con el Registro de actividades de tratamiento